Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

INFORME TÉCNICO TERMITAS

Las termitas subterráneas, pertenecientes al género Reticulitermes, son insectos sociales que desempeñan un papel crucial en los ecosistemas terrestres al descomponer la celulosa presente en la madera y otros materiales vegetales. Sin embargo, cuando invaden estructuras humanas, representan una amenaza significativa para la integridad de edificaciones y muebles de madera. Lo que es aún más preocupante es que la detección de termitas dentro de una propiedad puede ser solo la punta del iceberg, ya que un solo termitero puede albergar varios millones de individuos bajo tierra. Por tanto, al enfrentarnos a una infestación de termitas, debemos considerar no solo lo que vemos, sino lo que permanece oculto bajo la superficie. En este informe técnico, exploraremos en detalle la biología, comportamiento, impacto y estrategias de control de las termitas subterráneas, con el objetivo de proporcionar un entendimiento integral sobre cómo manejar eficazmente esta importante plaga.

Termitas Subterráneas (Reticulitermes Spp.)

Las termitas subterráneas, también conocidas como hormigas blancas, son insectos sociales del orden de los isópteros. Estos insectos se alimentan de madera y otros materiales que contienen celulosa y son de gran importancia económica como plagas de diversos materiales, desde madera y papel hasta estructuras y productos almacenados. Con alrededor de 1,900 especies conocidas, las termitas pueden formar colonias masivas, que pueden superar los 2 millones de individuos, donde solo la reina se encarga de poner huevos. Aunque la mayoría de las termitas carecen de alas, durante la temporada de reproducción algunas desarrollan alas y abandonan la colonia para formar nuevas colonias por su cuenta.

Las termitas subterráneas, también conocidas como hormigas blancas, son insectos sociales del orden de los isópteros. Estos insectos se alimentan de madera y otros materiales que contienen celulosa y son de gran importancia económica como plagas de diversos materiales, desde madera y papel hasta estructuras y productos almacenados. Con alrededor de 1,900 especies conocidas, las termitas pueden formar colonias masivas, que pueden superar los 2 millones de individuos, donde solo la reina se encarga de poner huevos. Aunque la mayoría de las termitas carecen de alas, durante la temporada de reproducción algunas desarrollan alas y abandonan la colonia para formar nuevas colonias por su cuenta.

El comportamiento alimenticio de las termitas se basa en la trofalaxis, un proceso en el que transportan alimentos en su estómago y los comparten entre individuos, transmitiendo también sustancias químicas como feromonas que regulan el comportamiento y la composición de la colonia. Las obreras, responsables de alimentar, limpiar y cuidar a la pareja real, desempeñan un papel crucial en la transmisión de este sistema hormonal que regula el interior del termitero. A medida que el número de obreras aumenta, aparecen los soldados y, posteriormente, los reproductores suplementarios.

Técnicas preventivas contra termitas:

  • Inspección Regular: Realizar inspecciones periódicas en la propiedad para detectar signos de termitas o daños por termitas es fundamental. Esto puede incluir la búsqueda de alas caídas, túneles de barro, madera dañada o cualquier otro indicio de actividad termítica.
  • Eliminación de Humedad: Las termitas necesitan humedad para sobrevivir, por lo que es importante mantener un ambiente seco alrededor de la propiedad. Reparar goteras, asegurarse de que los sistemas de drenaje estén funcionando correctamente y evitar el contacto directo de la madera con el suelo son medidas clave para reducir la humedad y disuadir a las termitas.
  • Tratamientos Químicos del Suelo: La aplicación de tratamientos químicos preventivos en el suelo alrededor de la propiedad puede ayudar a crear una barrera protectora contra las termitas. Estos tratamientos suelen implicar la aplicación de insecticidas específicos que se mezclan con el suelo alrededor de los cimientos de la estructura.
  • Barreras Físicas: La instalación de barreras físicas, como láminas de polietileno, malla metálica o materiales aislantes, alrededor de los cimientos y en áreas vulnerables puede impedir el acceso de las termitas a la estructura. 

Las termitas subterráneas representan una amenaza seria para las estructuras y los cultivos en diversas partes del mundo. Su capacidad para causar daños significativos y su dificultad de control hacen necesario un enfoque integrado y multidisciplinario para su manejo efectivo. La investigación continua en métodos de control y la educación pública sobre la prevención son fundamentales para mitigar el impacto económico y ambiental de estas plagas.

Últimos artículos

Sobre Abansol

Abansol está formado por Profesionales y Empresas con más de 37 años de experiencia en ofrecer Soluciones Innovadoras en los diferentes Sectores donde prestamos nuestros Servicios

Dirección

Av. de Manoteras, 10

Edificio B Oficina 108

28050 – Madrid

Horario

L – J de 09:00 h a 18:00 h

Viernes de 09:00 h a 14:00 h

Cerrado festivos Madrid capital

Empresa Certificada

Trabaja con nosotros

Ofertas de empleo

Compra de cartera

Abanico Soluciones Auxiliares, S.L. CIF: B10598407  | Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies | Política de Compliance